Fuente de Energía Renovable

Si se comparan los combustibles fósiles, la madera es un combustible con un equilibrio natural en términos de emisiones de gases con efecto invernadero. Cuando se queman pellets de madera, la cantidad de dióxido de carbono que se libera es la misma cantidad que absorbe el árbol durante su ciclo de vida. Esto significa que el ciclo de equilibrio del dióxido de carbono en la atmósfera no se modifica, por lo que la combustión del pellet significa un equilibrio neutral del agente principal en el desarrollo del efecto invernadero.

Los pellets son un biproducto de los residuos generados en la industria de la madera. No están influenciados por las variaciones de los precios en los mercados internacionales y ayudan a reducir las crisis económicas. Siendo una materia prima que se encuentra disponible para nosotros, nos da una mayor independencia.